Cuando ir al Hospital al final del embarazo

embarazo contracciones 2

El Martes fui al Hospital a hacerme la última prueba del embarazo, y me dieron unos folletos con información, entre otras de cuándo hay que presentarse en las Urgencias. Os pongo lo que dice el folleto a ver qué pensáis sobre ello.

Según mi centro de salud al hospital hay que acudir cuando tienes un de estas situaciones:

 Sangrado vaginal en cantidad igual o superior a una regla y sobre todo si se acompaña de dolor. No es motivo para acudir a Urgencias la expulsión del tapón mucoso (puede ser gelatinoso y transparente, de color rosado con hilos de sangre y/o marrón…) pues no indica que el parto sea inminente y puede estar expulsándolo varios días.

 Pérdida de líquido amniótico por la vagina. Si tienes dudas, colóquese un pañuelo color oscuro para comprobar si lo moja después de estar un rato paseando.

 Contracciones regulares dolorosas:

            – Una contracción dolorosa cada 3-4 minutos durante 3 horas si es el primer hijo.

            – Una contracción dolorosa cada 5 minutos durante 2 horas si ya tienes hijos.

Cuando lleve este tiempo con contracciones regulares dolorosas, es recomendable darse un baño o ducha relajante de agua caliente durante 15-30 minutos antes de acudir al hospital, porque puede que las contracciones se paren y le duelan mucho menos. Si con este baño o ducha continúan las contracciones dolorosas, debe acudir a urgencias para valoración.

 Ausencia o disminución de movimientos fetales durante un tiempo superior a 12 horas. En este caso debe comer algo preferentemente azucarado y tumbarse de lado izquierdo dirante media hora. Si aún así, durante esa media hora no percibe los movimientos del bebé, deberá acudir para valoración.

 Fiebre elevada superior a 38ºC o TA superior a 140/90 en dos tomas separadas de 15 minutos (la Tensión arterial en embarazadas hay que tomarla tumbada de lado izquierdo después de estar 5 minutos en esa posición, porque si no, dará un valor falsamente elevado).

A mí me parece mucho tiempo de esperar 3 horas desde que tienes contracciones cada 3 minutos… y encima después de eso, darte un baño de media hora… en fin.

Tensión Arterial superior a 140/90, y tiene que ser tumbada. ¿A vosotras os la toman alguna vez tumbada? Porque a mí no, me la toman sentada, de hecho en la farmacia sentada con el brazo apoyado en el mostrador, pero la matrona, que tiene camilla para poder tumbarme… también sentada y con el brazo para abajo. Yo ya no se cual de las mediciones es buena, te vuelven loca, en fin, como no se me ha subido de ninguna de las maneras…

¿Y vosotras? Las que ya habeis pasado esa experiencia ¿Cuándo fuisteis al Hospital?

Anuncios

SENTIMIENTOS Y SÍNTOMAS QUE EXPERIMENTAMOS EN EL EMBARAZO

Una de las primeras cosas que una mujer que quiere quedarse embarazada piensa es, qué síntomas debo de tener para saber que lo estoy.

Son muchos los síntomas que una mujer puede tener entre los cuales están la aversión a determinados alimentos, cambios de humor drásticos, cansancio, náuseas… aunque sin lugar a dudas el más evidente es el retraso de la menstruación. En mi caso, como “la roja” es tan puntual no necesité casi un test de embarazo, puesto que en cuanto vi que no aparecía sube que algo había cambiado.

Muchas veces simplemente se retrasa por los nervios, el estrés, y basta que estemos pendientes de ella para que no venga cuando se supone que tiene que venir. En cualquier caso ante la duda, un test de embarazo.

Yo, personalmente, no tuve casi ningún síntoma de los que se suponía debería tener. No tuve rechazo por ningún alimento, ni más cansancio del normal, ni me sentía hinchada… Lo único que he tenido han sido náuseas durante todo el primer trimestre. No por no tener ningún síntoma significa que van mal las cosas, de hecho a la vista esta, a mis casi 37 semanas mi niña está perfectamente. No hay que obsesionarse, aunque es muy difícil.

Uno de los sentimientos que se agudizan en esta etapa de nuestras vidas es el de la preocupación. Nos pasamos el día preocupadas. Al principio, cuando no notas esa pequeña vida que tienes dentro te planteas en si estará bien, si no la pasará nada, estás como en un sueño, sabes que estás embarazada porque te lo ha dicho un test, o un médico si ya has ido a la revisión, pero tú no te lo terminas de creer.

Después pasas una etapa en la que todo lo que pasa dentro de tu vientre te parece ser tu futuro bebé. No sabes si te ruge de hambre, o es él el que se mueve. Hasta que un día notas algo extraño y dices, “¡Ese sí que es mi pequeño!”. Algunas personas lo describen como mariposas en el estómago, como un pez nadando, o como palomitas de maíz reventando. Yo lo que noté fue como si me rugiesen las tripas, cosa que puedes confundir con el hambre, pero yo sabía lo que era.

A partir de ahí cada vez lo sientes más, y cuando no lo sientes no paras de pensar en si el pobre estará bien o le pasará algo. Mi niña la verdad es que ha sido muy buena todo el embarazo, se ha movido lo justo, algún susto me he pegado, cuando he pasado mucho tiempo sin notarla, pero claro, la pobre también necesita sus momentos de dormir.

embarazo

La verdad es que hasta la fecha me ha ido muy bien el embarazo, prácticamente ningún síntoma, ni dolores, se porta muy bien. La verdad es que si cuando salga no cambia, va a dar poca guerra, aunque dicen que suele ser lo contrario.

CONCLUSIÓN: El embarazo te cambia la vida de una manera impresionante, comienzas a adquirir una preocupación constante que posiblemente ya no consigas quitar nunca pero… ¿hay algo más bonito que de la nada se cree la que será una de las personas más importantes en tu vida? Yo creo que no.