Cuando ir al Hospital al final del embarazo

embarazo contracciones 2

El Martes fui al Hospital a hacerme la última prueba del embarazo, y me dieron unos folletos con información, entre otras de cuándo hay que presentarse en las Urgencias. Os pongo lo que dice el folleto a ver qué pensáis sobre ello.

Según mi centro de salud al hospital hay que acudir cuando tienes un de estas situaciones:

 Sangrado vaginal en cantidad igual o superior a una regla y sobre todo si se acompaña de dolor. No es motivo para acudir a Urgencias la expulsión del tapón mucoso (puede ser gelatinoso y transparente, de color rosado con hilos de sangre y/o marrón…) pues no indica que el parto sea inminente y puede estar expulsándolo varios días.

 Pérdida de líquido amniótico por la vagina. Si tienes dudas, colóquese un pañuelo color oscuro para comprobar si lo moja después de estar un rato paseando.

 Contracciones regulares dolorosas:

            – Una contracción dolorosa cada 3-4 minutos durante 3 horas si es el primer hijo.

            – Una contracción dolorosa cada 5 minutos durante 2 horas si ya tienes hijos.

Cuando lleve este tiempo con contracciones regulares dolorosas, es recomendable darse un baño o ducha relajante de agua caliente durante 15-30 minutos antes de acudir al hospital, porque puede que las contracciones se paren y le duelan mucho menos. Si con este baño o ducha continúan las contracciones dolorosas, debe acudir a urgencias para valoración.

 Ausencia o disminución de movimientos fetales durante un tiempo superior a 12 horas. En este caso debe comer algo preferentemente azucarado y tumbarse de lado izquierdo dirante media hora. Si aún así, durante esa media hora no percibe los movimientos del bebé, deberá acudir para valoración.

 Fiebre elevada superior a 38ºC o TA superior a 140/90 en dos tomas separadas de 15 minutos (la Tensión arterial en embarazadas hay que tomarla tumbada de lado izquierdo después de estar 5 minutos en esa posición, porque si no, dará un valor falsamente elevado).

A mí me parece mucho tiempo de esperar 3 horas desde que tienes contracciones cada 3 minutos… y encima después de eso, darte un baño de media hora… en fin.

Tensión Arterial superior a 140/90, y tiene que ser tumbada. ¿A vosotras os la toman alguna vez tumbada? Porque a mí no, me la toman sentada, de hecho en la farmacia sentada con el brazo apoyado en el mostrador, pero la matrona, que tiene camilla para poder tumbarme… también sentada y con el brazo para abajo. Yo ya no se cual de las mediciones es buena, te vuelven loca, en fin, como no se me ha subido de ninguna de las maneras…

¿Y vosotras? Las que ya habeis pasado esa experiencia ¿Cuándo fuisteis al Hospital?

Anuncios

Semana 37

Podría describir mi embarazo como un embarazo tranquilo. He tenido mis cosas, pero bueno creo que no hay un embarazo perfecto, cada uno tiene su aquél.

Tuve una amenaza de aborto por sangrado al principio, en la semana 7 de embarazo, en la que me asusté bastante. Llamé a mi chico, que enseguida me vino a buscar al trabajo, y nos plantamos en el hospital que teníamos más cerca. Lo primero que pensaba era “Lo he perdido”. Mi chico intentando animarme, que más que animarme el pobre me estaba poniendo más nerviosa, pero bueno él lo intentaba.

Pasé una hora muy mala y yo no podía parar de llorar. Podréis pensar que soy un poco exagerada, si tampoco estaba de tanto, pero para mí era la primera vez que me pasaba algo así y no me podía creer la posibilidad de perderlo.

La gente del hospital muy amable, no tardaron en atenderme, y la ginecóloga lo primero que hizo nada más empezar con la eco fue decirme que estaba bien. A partir de ahí no la escuché nada más, de hecho casi ni escucho la primera vez que me pusieron el corazón de mi chiquitina.

A partir de ahí estuve una semana de baja, para descansar según los médicos.

Quitando ese susto, la verdad es que lo único que he tenido han sido unas pocas náuseas durante el primer trimestre, algún ardor que otro, y poco más. No he tenido dolores de nada, la chiquitina es muy tranquilita y no da nada de guerra la pobre, y hasta la fecha no he tenido apenas contracciones.

Ahora lo que me tiene un poco preocupada es la tensión, que se me ha subido de golpe, cuando yo siempre la he tenido perfecta. Tengo que llevar un control de ella para que no se suba más. He de decir que tengo un poco de miedo por si se sube más y me tienen que inducir al parto, ya no por mí si no de que le pueda pasar algo a mi chiquitina.

En fin, ya queda muy poco tiempo para poderla ver la carita, así que a aguantar!!!

¿Qué sentiste con la primera patadita?

 ultimo-trimestre

Una entrada rápida, ¿Como os sentisteis cuando notasteis las pataditas por primera vez? ¿Qué sensación tuvisteis?

Es una sensación difícil de describir. Cuando sentí mi primera patadita estaba en casa, sola. La verdad es que fue un momento extraño, en el que no te terminas de creer lo que acabas de notar. Quieres contárselo a todo el mundo, en mi caso como mi chico estaba trabajando llamé a mi madre para contárselo.

Creo que fue el momento en el que empecé a creerme lo que tenía dentro. Que había una pequeña personita que dependía únicamente de mí.

Para mí ha sido uno de los momentos más increíbles de mi vida.

LISTA DE LO QUE NECESITA UN BEBE

Todo el mundo dice que un bebé contrae muchos gastos. Y es verdad, eso no se puede negar. Lo que hay que tener claro es que ni todo el mundo puede gastarse lo mismo, ni todos los bebes son iguales.

Voy a poner la lista que he venido utilizando yo todo el embarazo, con comentarios para cada cosa en base a lo que creo imprescindible o una tontería, o incluso cosas que si bien puede que se utilicen, no va a hacer falta adquirirlo aún.

LISTA DE COSAS PARA UN BEBE

Para el hogar:

– Imprescincibles:

 Mini-cuna: dura más o menos hasta los 6 meses dependiendo del tamaño del niño.

 Cuna: Están las estándar o existen unas llamadas maxi-cunas que se convierten posteriormente en cama, con su mesita y todo. Vienen con mueble para cambiador incluido.

 Cambiador: Sirve el mueble de la maxi-cuna, un sinfonier donde apoyar la colchoneta o, como hice yo, una tabla con bisagras a los pies de la cuna.

 Ropa de cama: tanto para la cuna como para la mini-cuna. Sábanas, mantitas, chinchoneras…

 Perchas: las de los adultos no valen, no entran la ropita tan pequeña. Suelen haber muchas ofertas de ellas en los supermercados y en el ikea son bastante baratas aunque un poquillo más grandes.

– Prescincibles:

 Portapañales: será muy cómodo, pero simplemente se pueden meter en el armario e ir sacando. Yo cojí una caja bonita para tener tanto los pañales como las toallitas guardadas y listo.

 Almohada para cuna: a mí no me gustan, por lo menos de tan chiquitines, pero para gustos colores.

 Cesto para la ropa sucia: yo cojí uno del ikea baratito porque sí que me gusta la idea de no mezclar la ropa de la pequeña con lo nuestro, por lo menos al principio.

 Cubo de basura para pañales: les venden especiales para ello, y van haciendo como chorizos con los pañales para que no huelan. Yo lo veo una tontería, simplemente los tiras a la basura y listo.

Ropa de bebe (CONSEJO: no comprar demasiado pequeño, puesto que lo de 0meses a no ser que venga pequeño no les vale):

 Bodies: yo les tengo casi todos en tonos blancos, porque tengo un montón de vestiditos que me dio mi hermana y así no se transparentan. Además son más fáciles de lavar en mi opinión.

 Pijamas: de los que tienen corchetes mejor para el principio y que son de una pieza.

 Calcetines, gorritos y manoplas: para el princpio para que no pierdan el calorcito. Las manoplas mucha gente no las usa porque se lo quitan, para gustos.

 Conjuntos de calle: les hay de todo tipo y depende mucho de la estación del año. Yo aconsejo no liarse a comprar mucho, puesto que los bebes crecen por días y no dura nada.

 Baberos pequeños.

Higiene:

 Bañera: Las hay con cambiador, son muy cómodas, la pega es que no les vale para mucho tiempo y abultan bastante. Suelen venir con adaptador recién nacido.

 Toallones.

 Esponjas naturales: para el baño y yo personalemente las ultilizaré para limpiar el culete en casa con agua y jabón. Las hay en el mercadona mismo, no hacen falta de farmacia.

 Crema hidratante y gel de baño: creo que es lo imprescindible para el principio junto con la crema con zinc para las irritaciones. El gel a veces sirve de champú.

 Colonia: Sin alcohol

 Bastoncillos para los oidos (con topes), pañales, toallitas, gasas esteriles, alcohol 70º, suero fisiológico.

             Tijeritas punta redonda, cepillo cerdas suaves para el pelo y termómetro para el agua.

             Sacamocos.

Paseo:

 Cochecito: con la sombrilla, plástico para la lluvia, las sabanitas o saco.

 Bolso: Para guardar todo para el paseo, las toallitas, los pañales, chupetes… y útiles pero no imprescindibles (cambiador para el bolso, portatoallitas, portapañales…)

 Asiento Grupo 0: En este aparato sí que recomiendo mirar bien y comprar uno bueno, ya que es para la seguridad del niño. Son mejores si tienen isofix.

Alimentación:

-Si se da el pecho al niño no se necesita prácticamente nada. De hecho está el sacaleches pero yo no lo compraría a no ser que fuese necesario. Se puede almacenar, incluso congelar la leche en contenedores pequeños

 Biberones: si no das el pecho necesitas biberones, tetinas, algún dosificador y poco más. Opcionales todos los demás utensilios (calienta biberones, esterilizador, termo, escobilla para limpiarlos,

 Chupetes: no todos los niños los quieren. Yo no soy muy partidaria de ellos. Con ellos van el portachupetes y las cadenitas.

Accesorios (no son imprescindibles pero alguno viene bien):

 Intercomunicador.

 Hamaquita.

 Parque.

 Cuna de viaje.

 Mochila portabebés

             Cojín de lactancia: es prescindible, puedes utilizar una almohada para estar más cómoda.

 Trapitos de algodón: sirven para quitarles las babas sin las dichosas toallitas, y para secar el culito cuando le cambiamos el pañal para que no quede húmedo.

 Barreño doble: para limpiar el culito en casa, con un agujero para limpiar y el otro para aclarar.

Para la mamá:

 Discos de lactancia: si da el pecho.

 Compresas de maternidad.

 Braguitas desechables: para el hospital vienen muy bien.

 Cinturón de embarazadas: no es imprescindible, pero si os lo puede dejar alguien que lo tenga, o incluso de segunda mano, lo que hace es que no te vaya el cinturón a la barriga, por si hay algún frenazo.

Al principio no se necesita más. Un consejo: aceptar TODO lo que os puedan dejar, puesto que son cosas que no se utilizan apenas y es una tontería porque cuestan caras. Sé que hace ilusión comprar cosillas, pero hacedlo con cabeza… ya tendremos tiempo de sobra para tener que comprar…

SENTIMIENTOS Y SÍNTOMAS QUE EXPERIMENTAMOS EN EL EMBARAZO

Una de las primeras cosas que una mujer que quiere quedarse embarazada piensa es, qué síntomas debo de tener para saber que lo estoy.

Son muchos los síntomas que una mujer puede tener entre los cuales están la aversión a determinados alimentos, cambios de humor drásticos, cansancio, náuseas… aunque sin lugar a dudas el más evidente es el retraso de la menstruación. En mi caso, como “la roja” es tan puntual no necesité casi un test de embarazo, puesto que en cuanto vi que no aparecía sube que algo había cambiado.

Muchas veces simplemente se retrasa por los nervios, el estrés, y basta que estemos pendientes de ella para que no venga cuando se supone que tiene que venir. En cualquier caso ante la duda, un test de embarazo.

Yo, personalmente, no tuve casi ningún síntoma de los que se suponía debería tener. No tuve rechazo por ningún alimento, ni más cansancio del normal, ni me sentía hinchada… Lo único que he tenido han sido náuseas durante todo el primer trimestre. No por no tener ningún síntoma significa que van mal las cosas, de hecho a la vista esta, a mis casi 37 semanas mi niña está perfectamente. No hay que obsesionarse, aunque es muy difícil.

Uno de los sentimientos que se agudizan en esta etapa de nuestras vidas es el de la preocupación. Nos pasamos el día preocupadas. Al principio, cuando no notas esa pequeña vida que tienes dentro te planteas en si estará bien, si no la pasará nada, estás como en un sueño, sabes que estás embarazada porque te lo ha dicho un test, o un médico si ya has ido a la revisión, pero tú no te lo terminas de creer.

Después pasas una etapa en la que todo lo que pasa dentro de tu vientre te parece ser tu futuro bebé. No sabes si te ruge de hambre, o es él el que se mueve. Hasta que un día notas algo extraño y dices, “¡Ese sí que es mi pequeño!”. Algunas personas lo describen como mariposas en el estómago, como un pez nadando, o como palomitas de maíz reventando. Yo lo que noté fue como si me rugiesen las tripas, cosa que puedes confundir con el hambre, pero yo sabía lo que era.

A partir de ahí cada vez lo sientes más, y cuando no lo sientes no paras de pensar en si el pobre estará bien o le pasará algo. Mi niña la verdad es que ha sido muy buena todo el embarazo, se ha movido lo justo, algún susto me he pegado, cuando he pasado mucho tiempo sin notarla, pero claro, la pobre también necesita sus momentos de dormir.

embarazo

La verdad es que hasta la fecha me ha ido muy bien el embarazo, prácticamente ningún síntoma, ni dolores, se porta muy bien. La verdad es que si cuando salga no cambia, va a dar poca guerra, aunque dicen que suele ser lo contrario.

CONCLUSIÓN: El embarazo te cambia la vida de una manera impresionante, comienzas a adquirir una preocupación constante que posiblemente ya no consigas quitar nunca pero… ¿hay algo más bonito que de la nada se cree la que será una de las personas más importantes en tu vida? Yo creo que no.

Bienvenidos al maravilloso mundo de los bebés

Quedarme embarazada ha sido para mí una de las experiencias más bonitas e increíbles de mi vida. Aunque en mi caso es algo que ambos decidimos, tanto el papá como yo, esta etapa no deja de ser algo nuevo, que indudablemente te cambia la vida.

Es inevitable que, durante el embarazo te asalten dudas y miedos. Te preguntas cosas como si serás una buena madre, si serás capaz de cuidar bien a tu bebé y de criarlo sin que le falte de nada. Muchas personas incluso te hacen comentarios que no te ayudan, en absoluto, a quitarte esos miedos. Sinceramente, si algo he aprendido en estas 36 semanas de embarazo que llevo, es a seleccionar los comentarios que escucho, y únicamente hacer caso a algunos de ellos. Hay muchos comentarios que, además de no ser adecuados para dar a una embarazada, no te aportan nada. Lo que necesitas en este momento, en el que tus hormonas van como les da la gana y tu cabeza no para de pensar, es simplemente apoyo y cariño. 

Antes de seguir, doy muchas gracias al padre de mi futura hija, que me ha dado un apoyo incondicional, que siempre tiene una palabra de ánimo, y que siempre me intenta sacar una sonrisa.

Soy una persona que me gusta tenerlo todo bien organizado, me hago listas de todo, de la compra, de cosas que hacer… En el embarazo además, te das cuenta de que te vienen muy bien a la hora de saber que debes comprar al bebe, cosas necesarias, cosas que no lo son tanto… Al final, listas por todos lados, ya que tu cabeza parece ser que no funciona como debería.

En este blog cuento mi experiencia, lo que me ha ido bien y mal, productos imprescindibles y los no tanto, listas de todo tipo que puedan servir a otras mujeres a hacerle los 9 meses más fáciles.

Espero que os guste, además así, podemos compartir temas en los que se tienen dudas, miedos o simplemente curiosidad, porque si nos podemos facilitar entre nosotras información, ¿por qué no hacerlo?

Muchas gracias