7 semanas

Me he propuesto actualizar el blog cada semana con la evolución de mi gordita y la experiencia de super papi y yo como padres.
La gordita ya tiene 7 semanas y tres dias y cada día que pasa va aprendiendo muchas cosas.
Poco a poco se va quedando tranquilita en la hamaca, con la música y los muñequitos.
Cada día cuando nos levantamos lo primero que hacemos es darla de comer y sus vitaminas, la cambiamos el pañal y la ponemos en la hamaca, para yo poder desayunar. Cada día como ya dije va aguantando más en ella, hoy por ejemplo me ha dado tiempo a recoger la casa, no me lo podía creer.
Lleva esta semana varios días sin manchar el pañal, solo pis pero nada más. He leido que en los niños de pecho es normal y la niña no parece molesta, pero como super papi estaba bastante preocupado hemos llamado a su pediatra. Nos ha mandado darla eupeptina y, aunque a mi no me gustaba la idea de dárselo, se lo hemos dado y ha resultado en poco tiempo.
Por lo demás, la verdad es que está muy bien, duerme genial por las noches aunque tiene que ser en brazos, y de ahí la pasamos a la cuna. Si está bien dormida nos aguanta unas horas.
Por el día es otro cantar, en brazos se pasaría dormida la mayor parte del tiempo, pero es meterla al carro o la cuna, y no aguanta ni 15 minutos. Supongo que poco a poco vayamos mejorando como con la hamaca.
Logros: poco a poco va necesitando menos brazos, aunque como en brazos en ningún lado. Otra cosa, y me diréis que cada uno oye lo que quiere oir, esta empezando a gorjear y ha dicho “ajo”. Os aseguro que lo a dicho, más o menos. ¡Qué ilusión me ha hecho!
La verdad es que en el norte se aguanta mejor el cuidar de un bebe. De momento seguimos al fresquito donde los abuelos hasta la semana que viene así que tenemos que aprovexar el tiempo. Ya cuando volvamos dios dirá.

Anuncios

3 comentarios en “7 semanas

  1. Claro, a los bebés les gusta estar en brazos de sus mamás/papás. Mi pichón dormía las siestas sobre mí hasta casi el año. Llegó un momento en que pesaba demasiado y se me dormían los brazos, así que le pasaba a la cama (colechamos), pero me tenía que quedar a su lado (si me iba, se despertaba automáticamente). Con el tiempo aprenden que aunque estén dormidos, si mami no está, no quiere decir que no vaya a volver nunca. Ya duerme las siestas solito y cuando se despierta se baja solito de la cama y viene a buscarme.
    Qué bonito cuando gorgoejan, verdad? Es tan bonito verles gesticular y dar sus grititos particulares.
    Cuántas cosas estoy recordando leyendo tu blog… Todo bonito 🙂
    Un abrazo

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s