Experiencias por las que vale la pena ser madres

images

No, no os voy a dar un discurso sobre mis experiencias de ser madre, porque aún no lo soy, pero me ha gustado un artículo que he visto por Internet y me gustaría compartirlo con todos vosotros, ya sean embarazadas, madres, padres o abuelos. Porque todo el mundo durante el embarazo nos recuerda constantemente las cosas malas de ser madre. Que si olvídate ya de dormir, que si es mucha responsabilidad, que ya verás el gasto que vas a tener… Esto y un montón de comentarios más que nos llenan los nueve meses nuestras cabezas, y que precisamente son los comentarios que menos necesitamos y, casualmente, los que todo el mundo conoce.

Aquí os dejo el artículo de la página entrepadres:

5 experiencias por las que vale la pena ser madre

Las mujeres nos enfrentamos a un miedo casi paralizador cuando nos enteramos que seremos madres primerizas, más aún cuando otras femeninas nos cuentan que no siempre es fácil el mundo de la maternidad. Es cierto, no es fácil ser madre y criar a un hijo, pero por encima de esos momentos difíciles brillarán otros más emocionantes, especiales y hasta divertidos que solo experimentaremos siendo mamás.

#1 Tu bebé sujetando tu dedo por primera vez.

Esta podrá ser una imagen clásica, sin embargo no lo es cuando se trata de la primera vez que tu hijo sujeta tu dedo meñique con una de sus pequeñas manitos. Te conmoverás hasta las lágrimas. Se trata de un gesto de puro instinto de busca de protección y seguridad de parte del bebé.

#2 La sonrisa del bebé.

Antes de ser madres creíamos que sólo un baño de inmersión podía devolvernos algo de toda la energía que perdimos tras una larga jornada de trabajo. Pero el llegar a casa y ver a tu bebé será como una inyección de adrenalina al instante, te olvidarás de lo malo del día y de tu cansancio. Hay que vivirlo para comprender.

#3 Redescubrir el mundo en la mirada de tu hijo.

Aprender a disfrutar de un amanecer, o redescubrir la sensación de arena bajo tus pies, será única si la ves a través de los ojos de tu bebé. Cuando los veas por primera vez caminar sobre la arena, meter sus pies bajo el agua o mojarse bajo la lluvia, será inevitable que pienses cómo puede causarle tanta alegría algo tan simple. Tal vez los adultos nos hemos desacostumbrado a mirar lo más hermoso de lo simple de las cosas.

#4 Escuchar sus primeras palabras.

No hay nada más sublime para madres y padres que escuchar a un hijo decir su primera palabra. La verdad es que por lo general dicen palabras que fueron aprendiendo durante su estimulación psicomotriz, por ejemplo “pelota”. Pero sin lugar a dudas, el día en que escuchas a tu hijo decir “mamá” quedará grabado para siempre en tu corazón porque ese sonido representa para ti que te reconoce como el ser más especial en el mundo.

#5 Llegar a casa con tu bebé.

La sensación que se tiene cuando llegas a casa del hospital con tu bebé recién nacido en brazos, es difícil de describir con palabras. Realmente es algo que te cambia la vida. Haberse ido dos personas de casa y regresar siendo tres, es una de las grandessatisfacciones y experiencias que sólo podrás experimentar siendo madre.

El amor entre padres e hijos aumenta y se multiplica día a día, desde ese primer momento en que nació y lo tuviste en brazos, a partir de ahí sabes que la vida jamás será igual pues, de ahora en adelante todo será mucho mejor. Ser madre o padre es lo mejor del mundo, disfruta siempre a tu pequeño.

¿Y vosotros? ¿Qué experiencias os hace pensar que vale la pensar de ser padres?

Anuncios

10 comentarios en “Experiencias por las que vale la pena ser madres

  1. Yo añadiría llegar del trabajo y ver cómo tu pequeño te sonríe, cómo se acerca y te da un beso, cómo te dice hola y te abraza… Eso no tiene precio.

    No tengas en cuenta las frases perjudiciales, esos 5 motivos y todos los que irás descubriendo son los que te darán la felicidad que aporta un niño.

    Para deprimirnos ya tendremos su adolescencia… 😛 Verás como disfrutas de tu peque al máximo!

    Un abrazo

    Le gusta a 1 persona

  2. Mi favorita es la 3. Redescubrir el mundo a través de sus ojos, volver a disfrutar pisando charcos, emocionarme yendo al circo, tirarme por los toboganes, comer con las manos, mancharme de pintura! Es como volver a ser niña pero sabiendo que eres adulta.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s